28 de octubre de 2016

Blue Note #38 - Herbie Hancock

Herbie Hancock
Empyrean Isles

Islas Empíreas, cuatro brillantes joyas más allá de los sueños del hombre (…). El mito y la leyenda cubren estas islas de misterio, pues son esquivas, y de ellas se dice que desaparecen ante la proximidad de los mortales ordinarios.
**Nora Kelly, notas del álbum original**

Grabado dos años antes del debut de Herbie en Blue Note, Takin’ Off –con un título muy apropiado, pues puede traducirse por “despegar” o “quitarse algo de encima”– representa un cambio radical en todos los sentidos. Junto con el que sería su sucesor, Maiden Voyage, este disco en realidad debe formar parte de la colección de cualquier aficionado al jazz. Tras haber grabado para la discográfica con Donald Byrd en 1961 cuando tenía veintiún años, y después de coquetear con las influencias latinas y una alineación tipo big band, Empyrean Isles supone el regreso de Herbie Hancock al hard bop en cierto sentido más serio. Como sucede en toda su obra, aquí hay un elemento que se escapa a las convenciones y que permite que el pianista vaya a contracorriente de las expectativas musicales.

En el momento en que se grabó este disco, Herbie tenía veinticuatro años, edad similar a la de los demás miembros del grupo: Hubbard tenía veintiséis; Carter, veintisiete, y Tony Williams sólo dieciocho. Es su espíritu aventurero el que hace que este disco sea tan alegre, pero no se trata únicamente de exuberancia juvenil: a pesar de la inexperiencia general de los músicos, dan una muestra de talento sin igual. Hancock, Carter y Williams ya habían tocado juntos en el grupo de Miles Davis, con lo que la empatía que había entre ellos puede advertirse en cada compás.

Las cuatro composiciones son obra de Herbie, y tanto “One Finger Snap” como “ Cantaloupe Island” se han convertido en clásicos. El grupo de Jazz Rap US3 sampleó esta última para una de sus composiciones. Con la primera pieza, Hubbard deja claro quién está al timón, y con su desorbitada corneta hace abundantes cabriolas sin dejar nunca de sonar melódico. Desde el paraíso del hard bop que es “One Finger Snap” a la adictiva “Cantaloupe Island”, el rango estilístico del grupo es notable: estamos ante material funky que se ha convertido en un estándar del jazz.

En “Oliloqui Valley”, Hubbard se adentra en los territorios de Miles Davis con una bella interpretación. La última pieza del disco, “The Egg”, es un experimento de catorce minutos en el que se unen el hard bop y el free jazz con el vibrante bajo de Carter y los redobles tipo música de desfile de Williams. Aunque para entrar en este tema hace falta un poco más de esfuerzo que en los demás, en realidad sirve para poner de relieve la aventura que debió de ser esta sesión realizada en pleno verano.

1 - One Finger Snap
2 - Oliloqui Valley
3 - Cantaloupe Island
4 - The Egg
5 - One Finger Snap (alternate take)
6 - Oliloqui Valley (alternate take)

Herbie Hancock (piano), Freddie Hubbard (corneta), Ron Carter (contrabajo), Tony Williams (batería)

Rudy Van Gelder Studio, Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 4 de Junio de 1964

15 de octubre de 2016

Blue Note #37 - Art Blakey

Art Blakey & The Jazz Messengers
Free For All

The Messengers firman cuatro originales con la desenvoltura habitual del impulse de la batería y el liderazgo de Blakey… Se trata de un jazz muy representativo de la época.
**Billboard, Agosto de 1965**

Irresistible, apasionado, enérgico e intenso son adjetivos con los que bien pueden describirse este disco, que se grabó el día antes que The Beatles debutaran en el programa de televisión estadounidense de Ed Sullivan y alterasen su panorama musical para siempre. Aunque era el tercer año de la alineación de The Jazz Messengers, fue el último disco para Blue Note en el que formaría parte del grupo Freddie Hubbard, que ya había grabado varios discos en solitario con tanto para dicha discográfica como para Impulse!

La pieza que da título al disco, con una duración de once minutos y compuesta por Shorter, tiene un título perfecto, ya que hace referencia a la libertad de la que hace gala con un hard bop más intenso y arriesgado del que nunca antes hubieran grabado The Jazz Messengers. La primera sección de “Free For All” comienza con el piano de Cedar Walton antes de que la sección de metales entre con algunos de los riffs más elocuentes y elegantes del corpus del grupo. Tal y como sugiere el título, la composición es en realidad libre, aunque nunca deja de lado la estructura.

Grabado a comienzos de 1964, el álbum se publicó en agosto de 1965, y sus cuatro temas ayudaron a que se convirtiera en uno de los puntos álgidos de la historia discográfica de The Jazz Messengers. “The Core”, compuesto por Hubbard, es un tema destacable en el que cada músico ejecuta un solo guiado por la intensa batería de Blakey. Inspirado en el trabajo del Congreso para la Igualdad Racial (CORE: Congress of  Racial Equality), “The Core” se grabó justo tres meses antes del asesinato de John Fitzgerald Kennedy y durante el mismo mes en el que la Ley de Derechos Civiles entraba en el Senado estadounidense.

La bossa nova estaba muy de moda en aquella época, lo cual puede advertirse en “Pensativa”, pieza del pianista Clare Fischer, única delicada en un disco en el que todas las demás tenían fuerza. Citada por Herbie Hancock como una de sus primeras influencias, la composición de Fischer llegó a la sesión gracias a Hubbard, quien había escuchado cómo la interpretaba el pianista. “Pensativa” fue una de las piezas favoritas de Blakey durante años y se tocó con frecuencia en los directos; de hecho, en la grabación puede escucharse a Art gritando para infundir ánimo a los solistas. Free For All se grabó en una única sesión en la que el grupo también tuvo tiempo para grabar un par de canciones con el cantante de rhythm and blues Wellington Blakey –sobrino de Art–, aunque no se consideraron meritorias como para incluirse en el disco.

1 - Free For All
2 - Hammer Head
3 - The Core
4 - Pensativa
5 - Free For All (alternate take)

Art Blakey (batería), Freddie Hubbard (trompeta), Curtis Fuller (trombón), Wayne Shorter (saxo tenor), Cedar Walton (piano), Reggie Workman (contrabajo)

Rudy Van Gelder Studio, Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 10 de Febrero de 1964

8 de octubre de 2016

Blue Note #36 - Lee Morgan

Lee Morgan
Search For The New Land

Un buen programa de composiciones originales de Morgan. Morgan (trompeta) cuenata con el admirable apoyo de Wayne Shorter (saxo tenor), Grant Green (guitarra) y la sección rítmica. La pieza que da título al disco, “Mr. Kenyatta” y “Melancholee” son los tres puntos más fuertes.
**Billboard, 3 de Septiembre de 1966**

Grabado antes de que transcurriesen dos meses de The Sidewinder, este álbum cuenta con una alineación completamente distinta; de hecho, el único músico que toca en ambos discos es el batería Billy Higgins. Wayne Shorter se encargó del saxofón tenor; él y Morgan formaron parte de The Jazz Messengers en 1959 y siguieron tocando juntos hasta 1961, por lo que se conocían muy bien. Herbie Hancock también había tocado con Shorter en el grupo de Donald Byrd, aunque esta era la primera vez que el pianista entraba en un estudio con Morgan. Workman y Higgins habían grabado a menudo juntos, así con los demás músicos, por lo que esta sesión fue la típica de conjunto de Blue Note.

“Aunque siempre tocaba muchas notas, ahora tengo espacio y esas frases tan largas”. La declaración de Morgan que figura en las notas originales ofrece una sucinta descripción de “Search For The New Land”, la pieza de 15 minutos con la que abre la cara 1 del disco. A Morgan se le ha acusado de producir álbumes de tono formulista compuestos de un largo tema al principio, seguido de diversas “piezas olvidables basadas en los vientos”, como informó un crítico. Acaso sea ese el tipo de crítica formulista incapaz de apreciar cuán buenos son los discos de Morgan, y sobre todo este en particular.

Con Herbie Hancock al piano, este disco iba a tener a la fuerza una sonoridad muy distinta a The Sidewinder. Se trata de jazz exploratorio, jazz temático a una escala más grande que la del anterior álbum y, en mi opinión, una mejor pieza musical, a pesar del fabuloso tema “The Sidewinder”. Aunque la guitarra de Grant Green aporta una interesante dimensión, son Hancock y Shorter, además del líder de la sesión, los que llevan la música a otro nivel. Tanto “The Joker” como “Mr. Kenyatta” son sublimes; la primera cuenta con unos vientos fabulosos, mientras que Hancock lleva la voz cantante en la segunda. Esta última se extiende por todas partes dirigida en todo momento por el siempre innovador Morgan, y cuenta con una excelente interpretación guitarrística por parte de Green.

A pesar de que no tuvo ningún single que triunfase, el álbum llegó a las listas de los 150 más vendidos de Billboard, aunque el éxito de The Sidewinder lo relegó a un segundo plano.

1 - Search For The New Land
2 - The Joker
3 - Mr. Kenyatta
4- Melancholee
5 - Morgan The Pirate

Lee Morgan (trompeta), Wayne Shorter (saxo tenor), Herbie Hancock (piano), Grant Green (guitarra), Reggie Workman (contrabajo), Billy Higgins (batería)

Rudy Van Gelder Studio, Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 15 de Febrero de 1964