7 de diciembre de 2016

Blue Note #43 - Wayne Shorter

Wayne Shorter
Speak No Evil

Pensé en brumosos paisajes con flores silvestres y extrañas formas medio iluminadas: ese tipo de lugares en los que se gestan el folclore y las leyendas. Después, en la quema de brujas.
**Wayne Shorter a propósito de sus composiciones para Speak No Evil, 1965**

Aunque Shorter comenzó a grabar este disco a principios de noviembre, las tres piezas  que registró el grupo fueron rechazadas por distintos motivos, y cuando volvió a entrar en el estudio, en Nochebuena, Elvin Jones sustituyó a Bily Higgins en la batería. Jones había tocado en unas cuantas sesiones de Blue Note en la década de 1950, aunque en 1964 lo hizo con una mayor regularidad; el toque swing que aportó gracias a su experiencia con el grupo de Coltrane es esencial para este disco.

“Witch Hunt” abre el frenesí y la algarabía de Hubbard y Shorter, tras lo cual no tarda en abordar el tema de la pieza. La empatía entre los que fueran miembros de The Jazz Messengers es evidente, y la sensación que transmite es de una luminosidad mucho mayor que la del material que le sigue. “Fee-Fi-Fo-Fum” tiene un tono más oscuro y evoca el mundo sombrío y mítico en el que se inspiró Shorter al componer tanto esta pieza como las demás del disco.

El tema que da título al álbum es puro hard bop y se basa en la intensidad de Shorter en tono a los solos de Hubbard; al mismo tiempo, el piano de Hancock se tambalea al borde del vanguardismo. Se trata de una embriagadora mezcla que funciona muy bien y que sirve para justificar la enorme reputación que se ha ganado el disco con el paso del tiempo. A pesar de su originalidad, no llamó mucho la atención en el momento en que se lanzó: Shorter no gozó en su tiempo de la consideración que tendría en el futuro.

En una perfecta yuxtaposición con el tema que da título al disco, “Infant Eyes” es una composición que elaboró el saxofonista para su hija pequeña; la madre de esta y esposa Shorter es la mujer que figura en la imagen de la portada. A esta hermosa y tierna balada le sigue la fantástica “Wild Flower”, que constituye un lento pero intenso broche para el disco. Este parece contar con una estructura muy precisa y secciones definidas con claridad, y es evidente la elaboración de conjunto que Shorter llevó a cabo. Quizá esto explicara el abandono de la anterior sesión: puede que sencillamente no se lograsen satisfacer los estándares que Shorter quería para sí mismo y para su grupo.

1 - Witch Hunt
2 - Fee-Fi-Fo-Fum
3 - Dance Cadaverous
4 - Speak No Evil
5 - Infant Eyes
6 - Wild Flower
7 - Dance Cadaverous (alternate take)
8 - Witch Hunt (alternate take)
9 - Fee-Fi-Fo-Fum (alternate take)

Wayne Shorter (saxo tenor), Freddie Hubbard (trompeta), Herbie Hancock (piano), Ron Carter (contrabajo), Elvin Jones (batería)

Rudy Van Gelder Studios, Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 24 de Diciembre de 1964

9 comentarios: