28 de octubre de 2016

Blue Note #38 - Herbie Hancock

Herbie Hancock
Empyrean Isles

Islas Empíreas, cuatro brillantes joyas más allá de los sueños del hombre (…). El mito y la leyenda cubren estas islas de misterio, pues son esquivas, y de ellas se dice que desaparecen ante la proximidad de los mortales ordinarios.
**Nora Kelly, notas del álbum original**

Grabado dos años antes del debut de Herbie en Blue Note, Takin’ Off –con un título muy apropiado, pues puede traducirse por “despegar” o “quitarse algo de encima”– representa un cambio radical en todos los sentidos. Junto con el que sería su sucesor, Maiden Voyage, este disco en realidad debe formar parte de la colección de cualquier aficionado al jazz. Tras haber grabado para la discográfica con Donald Byrd en 1961 cuando tenía veintiún años, y después de coquetear con las influencias latinas y una alineación tipo big band, Empyrean Isles supone el regreso de Herbie Hancock al hard bop en cierto sentido más serio. Como sucede en toda su obra, aquí hay un elemento que se escapa a las convenciones y que permite que el pianista vaya a contracorriente de las expectativas musicales.

En el momento en que se grabó este disco, Herbie tenía veinticuatro años, edad similar a la de los demás miembros del grupo: Hubbard tenía veintiséis; Carter, veintisiete, y Tony Williams sólo dieciocho. Es su espíritu aventurero el que hace que este disco sea tan alegre, pero no se trata únicamente de exuberancia juvenil: a pesar de la inexperiencia general de los músicos, dan una muestra de talento sin igual. Hancock, Carter y Williams ya habían tocado juntos en el grupo de Miles Davis, con lo que la empatía que había entre ellos puede advertirse en cada compás.

Las cuatro composiciones son obra de Herbie, y tanto “One Finger Snap” como “ Cantaloupe Island” se han convertido en clásicos. El grupo de Jazz Rap US3 sampleó esta última para una de sus composiciones. Con la primera pieza, Hubbard deja claro quién está al timón, y con su desorbitada corneta hace abundantes cabriolas sin dejar nunca de sonar melódico. Desde el paraíso del hard bop que es “One Finger Snap” a la adictiva “Cantaloupe Island”, el rango estilístico del grupo es notable: estamos ante material funky que se ha convertido en un estándar del jazz.

En “Oliloqui Valley”, Hubbard se adentra en los territorios de Miles Davis con una bella interpretación. La última pieza del disco, “The Egg”, es un experimento de catorce minutos en el que se unen el hard bop y el free jazz con el vibrante bajo de Carter y los redobles tipo música de desfile de Williams. Aunque para entrar en este tema hace falta un poco más de esfuerzo que en los demás, en realidad sirve para poner de relieve la aventura que debió de ser esta sesión realizada en pleno verano.

1 - One Finger Snap
2 - Oliloqui Valley
3 - Cantaloupe Island
4 - The Egg
5 - One Finger Snap (alternate take)
6 - Oliloqui Valley (alternate take)

Herbie Hancock (piano), Freddie Hubbard (corneta), Ron Carter (contrabajo), Tony Williams (batería)

Rudy Van Gelder Studio, Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 4 de Junio de 1964

8 comentarios: