23 de julio de 2016

Blue Note #28 - Donald Byrd


Donald Byrd
A New Perspective

Debido a mis propias experiencias, siempre he querido componer un álbum entero de piezas de tipo espiritual. Lo más acertado que se puede decir respecto a lo que intentamos hacer es que es un himnario moderno
**Donald Byrd, 1963**

Este disco parte de la nada y, a decir verdad, el coro de góspel da pocas indicaciones de hacia dónde nos conduce la música. No obstante, en cuanto entra la banda, uno desea ir allí donde lo lleve.
Como elegía a los padres de Byrd, se trata de un álbum espiritual. Cuando el trompetista Clifford Brown murió en Junio de 1956, con sólo veinticinco años de edad, Byrd asistió a su funeral, tras lo cual escribió lo siguiente: “El respeto, el honor y la admiración no se reducen ni mueren con el funeral. En todo caso, aumentan. Nada se pierde en cuanto al amor y la devoción; de hecho, se intensifica, ya que apenas logra verse la totalidad”. Byrd no pudo asistir a los funerales de sus padres, y en este disco, a pesar de sus palabras, existe una fuerte sensación de pérdida y lamento en la música, hecho que funciona a todos los niveles.

El disco comienza con la pieza que abre el álbum, “Elijah”, que cuenta con unas maravillosas guitarras swing de Kenny Burrell; además, el himno que supone “The Black Disciple” –compuesta, al igual que la anterior, por Byrd- ayuda a dar forma a esa “totalidad” de la que hablaba. La otra pieza acreditada de Byrd es “Beast Of Burden”, un conmovedor tema de diez minutos en el que todos los músicos tienen su espacio para lucirse con un solo, sobre todo un Herbie Hancock de veintidós años, que poco después se uniría al cuarteto de Miles Davis.

Duke Pearson, quien se encargó de los arreglos de toda la sesión, es el responsable de otros dos temas. “Cristo Redentor” es, de hecho, muy especial: es la pieza que llevó a muchos jóvenes de la década de 1960 amantes del rock a explorar el jazz. Tras dos minutos de música, entra la trompeta de Byrd en el que es uno de los momentos más arrebatadores de jazz.

Este fue el décimo disco que grabó Donaldson Toussaint L’Ouverture Byrd con Blue Note y, de hecho, su más lograda grabación hasta el momento. A New Perspective, un trabajo más coherente que los anteriores, es sencillamente memorable y se sitúa en un nivel superior. Por aquel entonces, Byrd tenía sensación de que el jazz estaba perdiendo el contacto con la cultura negra contemporánea, y este disco fue su intento de solucionarlo. Funcionó

1 - Elijah
2 - Beast Of Burden
3 - Cristo Redentor
4 - The Black Disciple
5 - Chant

Donald Byrd (trompeta), Hank Mobley (saxo tenor), Donald Best (vibráfono), Kenny Burrell (guitarra), Herbie Hancock (piano), Butch Warren (contrabajo), Lex Humphriex (batería), Coro dirigido por Coleridge 

Rudy Van Gelder Studio, Englewood Cliffs, Nueva Jersey, 12 de Enero de 1963

6 comentarios: